Los abalorios también te ayudan a dejar de fumar

Desde que ha entrado en vigor la nueva ley anti-tabaco, el café ya no sabe como antes. No es tanto la necesidad de fumar como la sensación de que te falta algo en las manos.

Por ello te mostramos este pequeño juguete que se compone de un cordón al que hemos añadido unas piezas metálicas pesadas. Una sencilla creación con la que podrás divertirte y mantener tus manos ocupadas.

Abalorios te ayudan a dejar de fumar

Abalorios te ayudan a dejar de fumar

Abalorios te ayudan a dejar de fumar

No se trata de una novedad. Árabes e hindúes, por ejemplo, han utilizado accesorios de este tipo para sus oraciones.

Incluso en algunos países como Grecia se sigue utilizando como producto de entretenimiento. Podrás ver que es utilizado por las personas mientras conversan en la calle o toman un café.

Lo llaman kombolói, koboloi o begleri y es muy recomendable como método para controlar el estrés.

Saber manejarlo es otra cuestión, ya que la habilidad que muestran con sus dedos las personas que lo utilizan diariamente es realmente sorprendente. De ahí que sea considerado un «micromalabar».

7 Comentarios

  1. Maria
    | Responder

    Hola.
    Estoy interesada en los koboloi, pero no los veo en vuestra tienda online. ¿No los haceis?
    Gracias

    • club
      | Responder

      Hola María:
      Sí vendemos los koboloi.Te pasamos los precios por correo.

  2. Ian Blázquez
    | Responder

    Hola, ¿qué tal?

    Yo también estoy interesado en adquirir un kombolói/begleri. ¿Dónde los puedo comprar?
    Muchas gracias.

  3. Angela
    | Responder

    Hola, estaría interesada en adquirir un begleri parecido al de la foto con una medida determinada de cordón de cuero. ¿Sería posible?, no los veo en la sección «otros». Un saludo.

    • club
      | Responder

      Buenos días.
      Se pueden hacer con el grosor y el largo que tu quieras pero nos tendrías que decir la medida esacta que necesitas.
      Ten en cuenta que si varía el grosor del cuero probablemente las piezas también cambien.
      Un saludo.

  4. Raquel
    | Responder

    Quiero comprar un komboloi como el
    de la foto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *